Reseña Histórica

En medio del marco de la crisis económica ocurrida en nuestro país en los años  1988-1989, en la que los sueldos del personal estaban deprimidos, y ante la necesidad de defenderse y buscar por sus propios medios, un mecanismo que les permitiera satisfacer las necesidades que no podían lograr en forma individual, es que los empleados de la universidad comienzan a organizar acciones solidarias. Así realizan la compra comunitaria de mercadería a precio por mayor. Luego la repartirían a menor costo entre los no docentes.  Además se hicieron donaciones de empleados que por su condición económica podían colaborar con los compañeros que tenían menor poder adquisitivo. Todas las donaciones se centralizaban en  una habitación de la universidad, que pronto se encontró colmada de mercadería.

El acceso a los servicios de salud, era otra de las problemáticas que debían superar los empleados. La Universidad realizaba convenios con Obras Sociales. Primero fue OSPLAD y tiempo después IOMA. Ninguna de las dos cubría el mínimo de la expectativas, que sumado a la crisis hacía una situación caótica.

Todo este marco previo, hizo que los empleados pensaran en buscar una alternativa en Salud, para fortalecer la asistencia médica contratada por la Universidad. Se organizan, y fundan la Asociación Mutual de la Universidad Nacional del Centro.

Esta Asociación Mutual, se constituye un 23 de noviembre de  1989, siendo los integrantes de su primera Comisión Directiva, los siguientes empleados de la universidad:

Presidente

Sr. Rodolfo Manuel Pintueles

Secretaria

Sra. Miriam Inés Bernasconi

Prosecretario

Sr. Abel Carlos Carbone

Tesorera

Sra. Graciela Beatriz Marcolin

Protesorero

Sr. Manuel Omar Cagliolo

Vocales Titulares

Sr. Héctor Bugarini

Sra. Laura Elissondo

Sr. Huber Arnaldo Arislur

Sra. Adelia Yolanda Laurenti

Vocales Suplentes

Sra. Susana Beatriz Ortega

Sra. Alejandra Elvira Heffes

Sra. María Carolina Gutiérrez

Sra. María Angélica Vaccaroni

Junta Fiscalizadora

Titulares

Sra. Ester Haydeé Iturralde

Sra. Mirta Celia E. Culaciati

Sr. Miguel Ángel Lissarrague

Suplentes

Sr. Fernández H. González Guerra

Sr. Carlos Humberto La Falce

Sr. Victor Eduardo Milani

Comenzaron la atención en la planta baja del edificio de Rectorado de la Universidad, en Pinto 399. El lugar era una oficina vidriada a la que denominaron “la pecera” (hoy actual Mesa de Entradas). El espacio de trabajo era compartido con la representante de IOMA. La atención estaba a cargo por los mismos integrantes de la comisión directiva, que se turnaban. Años después pasarían a atender en el primer piso sobre calle Chacabuco.

Los trámites de reintegros eran lentos, acorde a los tiempos de las respuestas de cobertura que hacía la obra social. Luego de la decisión de IOMA, llegaba el auxilio de la Mutual. El coseguro implementado no rendía todas las expectativas que se deseaban, pero era válido teniendo en cuenta la situación imperante. En esos  tiempos en Tandil no se realizaban todas las prestaciones de salud, por ejemplo: tomografías, resonancias, mapeos, etc. Fue así como se comenzaron a hacer convenios en forma directa con institutos de análisis clínicos, radiografías, etc.; siempre alrededor de la problemática de salud.

Un 20 de marzo de 1992 se constituye una Sub Comisión de la Mutual en la ciudad de Olavarría, específicamente en la Facultad de Ingeniería. La conformaron Alfredo Andia, Silvia Aller, Juan Martínez, Prof. Estela Santalla y Prof. Irene Rivas. Desde esos años se incorporan afiliados de las sedes de Olavarría y Azul de nuestra universidad, regionalizando así la Asociación Mutual.

El 16 de junio de 1999, fue creada por la Asamblea Constitutiva, la Obra Social del Personal de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (OSPUNCPBA). Dicha fundación, en el tiempo, fue mejorando su cobertura. Este crecimiento hizo posible que la Mutual de la UNICEN fuese ampliando servicios.

A principios del año 1997 se comienzan las obras en Pinto 348. Desde mediados del mismo año a la fecha, en dichas instalaciones, se realiza la atención de afiliados, funcionando la misma como casa central de la Mutual Universitaria.

La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires es la institución que ampara a nuestra Asociación Mutual. Por ello es que la mutual siempre estuvo signada por la impronta educativa. Toda la comunidad de esta entidad surge y por ende tiene una inclinación a tratar de desarrollar acciones con fines solidarios que se vean reflejados además, en la comunidad educativa.

Llegamos al nuevo milenio llenos de proyectos y expectativas. Sabemos que nuestra mutual deberá enfrentarse a nuevos desafíos y tendrá que saber adaptarse a ellos de la manera más eficiente y eficaz posible. Todo será posible teniendo como prioridad y meta el bien común de los afiliados de nuestra mutual, personas que la definen y le dan sentido a la tarea tan gratificante como es la de hacer llegar y notar la presencia de la solidaridad entre el personal de la UNICEN.

Recordatorio a Abel Carbone

El trabajo reflejado en la gestión 2009-2010, tuvo como protagonista principal a nuestro entrañable amigo Abel Carbone. Él con su impronta marcó la innovación de estos dos últimos años de gestión de la Asociación Mutual Universitaria.

Abel sentía un privilegio pertenecer a la generación que vio crecer a nuestra universidad, y trabajó para devolver a ella, representada en sus compañeros, todo lo que valoró recibir.

Puso alma y cuerpo en la concreción de dos grandes proyectos como el Complejo Recreativo y la Farmacia Mutualista. Su mente creativa estuvo generando hasta el fin nuevos planes

Abel, más que compañeros cosechó amigos. Hoy no está presente físicamente, pero su espíritu está presente. Quedan sus palabras que marcan un camino a seguir:  “Para que esto perdure en el tiempo no debemos olvidar el precepto que nos guió en sus inicios: Ser solidario tiene principio, pero no tiene fin.”

Nunca olvidaremos que él fue gestor y pionero de nuestra realidad.

Gracias amigo por transmitirnos que “con el coraje de los que están más allá de los fracasos, muchas cosas se pueden concretar”

La Comisión Directiva